Un operativo de la Policía Nacional contra el tráfico de drogas en Castellón ha terminado con la detención de 22 personas y la incautación de 840 kilos de hachís, así como seis camiones usados para su transporte; también han logrado requisar cocaína, “cristal”, speed, cafeína, anfetaminas, dinero en efectivo y medicamentos para la disfunción eréctil. 

Esta organización, según las autoridades, tenía dos ramas: una dedicada al traslado de la droga con vehículos de gran tonelaje equipados con doble fondo, y otra que se encargaba de la distribución de los estupefacientes en viviendas del centro de Castellón. Los arrestados también tenían un servicio de “teledroga” a domicilio.

En el primer caso se enviaba la droga hasta diversos puntos de España e incluso del extranjero. Se contaba, para ello, con varias naves industriales desde donde se preparaban los camiones y se ocultaba la droga antes de emprender viaje.

La rama de distribución al menudeo, en cambio, tenía tres viviendas en Castellón y una en Benicassim, donde vendían al consumidor de forma directa y también se ocultaba una parte de la droga. En este piso franco también había prensas hidráulicas, máquinas de envasar, balanzas de precisión y otros utensilios.

Esta investigación inició a finales de 2015, con la detención de un hombre de 34 años en la Ronda Sur de Castellón, cuando conducía un camión con 10 fardos de hachís de 30 kilos cada uno. En abril se capturó a dos hombres de 32 y 51 años en La Junquera y paralelamente se detuvo a 12 personas más relacionadas con la misma estructura.

Actualmente se considera que el entramado de distribución ya ha sido desmantelado con las últimas detenciones de siete personas, por lo que la investigación policial se ha dado ya por finalizada. El caso queda ahora en manos de la justicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here