Foto: Guardia Civil

En la denominada “Operación Green”, la Guardia Civil ha detenido a un hombre, vecino de Benicàssim, por el cultivo de marihuana “indoor” y defraudación del fluido eléctrico.

Según las autoridades, es sospechoso de un delito contra la salud pública y de haberse beneficiado durante dos años de la luz del edificio comunitario en el que vivía.

Al detenido se le han intervenido 10 plantas, cogollos y semillas de marihuana, encontradas durante la inspección a su domicilio.

Esta actuación inició a raíz de una denuncia presentada en el Cuartel de la localidad, en la que una persona informaba de que tenía sospechas de que un vecino estaba utilizando la luz comunitaria de forma ilegal.

Para esclarecer este hecho se inició una investigación y se confirmó que era cierto. Además, se descubrió que el aprehendido, de 50 años, tenía una plantación con sistemas de iluminación, ventilación, material y sustancias para el cultivo.

Las diligencias instruidas ya han sido entregadas a los Juzgados de Castellón por efectivos de la Guardial Civil de Benicàsim.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here