Seis personas han muerto y más de 1.500 han sido detenidas por las protestas originadas a raíz del “gasolinazo” en México.

Las mayores protestas por la subida de los precios del combustible ha sido en Monterrey, capital del estado de Nuevo León.

Los disturbios, cortes de carreteras y saqueos comenzaron el pasado jueves por la noche y los manifestantes llegaron a herir a varios policías.

Ante la amenaza por actos vandálicos, en los últimos días más de 10.000 establecimientos decidieron no abrir sus puertas.

Este fin de semana las protestas continuaron, aunque con menor intensidad, según los medios locales.

El aumento de precios, que entró en vigor el 1 de enero de 2017, ha sido de entre el 14% y el 20% para las gasolinas y el diésel.

Se trata de la mayor subida en 20 años y se debe, según expertos, al aumento de precios internacionales y a la reforma que se está impulsando en México para liberalización de la producción y venta de combustibles.

El presidente Enrique Peña Nieto ha explicado que el alza es una medida impopular pero necesaria para la sostenibilidad económica del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here