Alerta Roja. Sin ir al trabajo, ni a la escuela y pendientes a toda hora de las noticias. Hoy muchos irlandeses han pasado así el día, esperando a cubierto a que pasara el huracán Ofelia.

Entre quienes han permanecido a la expectativa se encuentra también una vinarocense, Rosa Martínez, quien desde hace más de dos años reside en Galway, en la costa oeste de la isla.

Rosa, quien ha logrado captar algunas imágenes del temporal, explica que lo más duro se ha producido entre las 12:00 y las 15:00 hora local.

Posteriormente, conforme el huracán se ha ido desplazando hacia el norte, la intensidad del viento ha ido menguando.

“Los lugareños dicen que aunque aquí es habitual que haga mucho viento, desde hace 50 años no se había visto algo similar”, explica.

Y es que la tormenta tropical ha provocado ráfagas de viento de más de 150 kilómetros hora en varios puntos de la isla, dejando muchas viviendas sin luz y al menos tres víctimas mortales.

Dos de los fallecidos perecieron en accidentes de coche causados por el fuerte viento, mientras que una tercera muerte se produjo cuando una persona trataba de cortar un tronco caído con una sierra eléctrica en medio de la tempestad.

Junto con Galway, las zonas más afectadas están siendo Cork, Limerick y Tipperary. Ante esta situación, el primer ministro Leo Varadkar ha pedido prudencia a la población y que eviten salir de sus casas hasta que no pase la emergencia si no es absolutamente necesario. A lo largo de esta tarde, Ofelia también se ha hecho presente en otras regiones, como Inglaterra, Escocia y Gales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here