Foto: Mirror

Nicole Barr, una niña británica de 12 años, tiene un coeficiente intelectual (CI) mayor que el de Albert Einsten y Stephen Hawking. Este es, concretamente, de 162 puntos, dos más que el de los famosos científicos.

Residente en Harlow, Essex, Nicole adora la lectura, cantar y dar clases de teatro en el colegio. Desde primaria siempre ha destacado en sus estudios y a los 10 años ya era capaz de resolver problemas de álgebra difíciles para niños de su edad.

Su sueño es convertirse en médico y pronto entrará a formar parte de la asociación internacional para superdotados Mensa, que actualmente cuenta con 110.000 miembros, de los cuales solo un 35 % son mujeres y un 8% menores de 16 años.

¿Cómo fuciona esta medición?

Para medir la inteligencia se utiliza una escala ideada por Standford-Binet, que se basa en unas pruebas test que asignan un resultado numérico que mide el CI de cada individuo.

El resultado medio de los adultos ronda los 100 puntos y a la gente con una puntuación superior a los 140, se les considera “genios”. Sin embargo, en los últimos años una corriente científica ha cuestionado la validez de este indicador.

Los más criticos indican que esta medición puede resultar engañosa, al no tomar en cuenta todas las facetas de la inteligencia en sí misma y el hecho de que esta se compone de circuitos distintos que pueden hacer que unas personas sean brillantes en un aspecto concreto pero no en otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here