Foto: Onur Özkılınç/ Twitter

El casco antiguo de Estambul, en Turquía, se ha visto sacudido este martes 7 de junio por un nuevo atentado terrorista, que ha causado 11 fallecidos y más de 35 personas heridas.

Entre las víctimas mortales de esta explosión, que se ha producido al paso de un autobús de la policía, hay siete agentes y cuatro civiles, según ha detallado el gobernador Vasip Sahin.

El ataque se ha producido en el distrito Vezneciler, una zona de la ciudad ubicada entre la Universidad y el turístico Gran Bazar. 

La zona ha sido evacuada tras este hecho, que ha producido daños materiales en tiendas y hoteles, así como en una mezquita del siglo XVI. 

https://twitter.com/yesuken_/status/740066581661814784

Cuatro sospechosos han sido detenidos en el marco de la investigación para ser interrogados, pero aún no se ha confirmado qué grupo puede estar detrás de estos hechos.

Pese a ello, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha señalado a los Halcones de la Libertad del Kurdistán, un grupo armado cercano al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

Este ataque se suma a una cadena de atentados que el país ha vivido a lo largo de 2015 y 2016; el último de ellos con coche bomba fue en Ankara, en una parada de bus muy concurrida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here