La cifra de fallecidos no deja de aumentar y ya son más de 200 las personas que habrían perdido la vida en el que ya ha sido calificado como el peor atentado terrorista en la historia de Somalia.

La explosión tuvo lugar esta sábado en la capital, Mogadiscio, y produjo también 350 heridos y muchos desaparecidos. La mayoría de las víctimas, según han informado a medios internacionales fuentes sanitarias de la zona, son civiles. También hay algunos soldados.

Hasta ahora nadie ha asumido la autoría de este ataque, que se produjo cuando un camión bomba arrolló todo a su paso en una de las calles más transitadas de la capital. Aunque las fuerzas de seguridad trataron de parar al conductor, el vehículo estalló en un cruce cercano al aerpuerto internacional y próximo al popular Hotel Safari, en el distrito K5.

La detonación causó numerosos destrozos en los edificios de la zona, algunos de los cuales se han derrumbado. Posteriormente se produjo una segunda detonación en el distrito de Madina, donde un coche bomba mató a dos personas. En este caso el sospechoso habría sido detenido.

Tras lo sucedido se han anunciado tres días oficiales de luto y continúan las investigaciones sobre lo sucedido. El gobierno somalí señala a la milicia terrorista Al Shabbab como responsable del atentado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here