Twitter/ Sylvain Pennec

Más de 20 personas han sido atendidas en hospitales, la mayoría por quemaduras o cortes, tras la explosión de un “cubo – bomba” en el metro de Londres.

Las autoridades han explicado que este atentado se ha realizado mediante un artefacto casero y que el incidente se ha producido en plena hora punta en la District Line, a la altura de Parsons Green.

La policía tiene desplegado un amplio dispositivo de búsqueda para dar con los responsables. Para ello se están analizando las grabaciones de las cámaras de seguridad que puedan arrojar pistas sobre los autores materiales de este nuevo hecho de violencia.

También se ha pedido la colaboración ciudadana, para que aporten cualquier información que pueda ser relevante para detener a los agresores.

En una comparecencia, la primera ministra Theresa May ha declarado que este cubo – bomba buscaba causar el mayor daño posible a la población. Parece, sin embargo, que el fallo del detonador evitó una tragedia mayor.

Este es ya el quinto atentado que se produce en la capital británica en lo que va de año, aunque en este caso no ha habido – afortunadamente – víctimas mortales.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here