Un nuevo acto de terror se produjo la noche del lunes 18 de julio en Wuzburgo, Alemania, cuando un joven atacó con un hacha y un cuchillo a varios pasajeros en un tren regional.

El autoproclamado Estado Islámico (EI) ha reivindicado este hecho esta mañana, al igual que hiciera con la masacre de Niza, mediante un comunicado.

Además, difundió un vídeo en el que aparece el supuesto agresor, un joven afgano de 17 años, asegurando que degollaría a los “infieles”.

Algunos testigos confirmaron que momentos antes de sembrar el pánico, gritó “Alá es grande”, si bien todo apunta a que se trató nuevamente de la acción de otro “lobo solitario” y no de una acción planificada directamente por la organización.

Como resultado de este hecho violento, cuatro miembros de una familia de Hong Kong se encuentran en estado grave y otras 14 personas tuvieron que ser atendidas por los servicios de emergencia.

El responsable del ataque huyó del tren, pero fue abatido por la policía durante la persecución. Las autoridades confirmaron que tenía problemas psíquicos y de adicción a las drogas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here