Después del incendio que se declaró ayer por la tarde en la catedral de Notre Dame, Francia y el resto de Europa han amanecido consternadas.

Siglos de historia han sido pasto de las llamas en las últimas horas, destruyendo parte de una de las joyas del arte gótico.

De hecho, se trata de uno de los símbolos más emblemáticos de París y el monumento más visitado de la región, con más de 13 millones de turistas anuales.

Cuantiosos daños

El tejado de la catedral, que estaba hecho completamente de madera, ha quedado calcinado y la mítica aguja del templo se derrumbó.

Los hechos están siendo ya investigados por la fiscalía y se cree que el fuego se habría originado en la zona de andamios instalados para restaurar la flecha.

Pese a la gravedad de los daños, los bomberos que trabajan en el lugar se han mostrado esperanzados de poder salvar la estructura. En estos momentos solo quedan algunos focos residuales, habiéndose extinguido gran parte de las llamas.

El presidente francés, Emmanuel Macron, ha prometido la reconstrucción del templo, anunciando una colecta de fondos.

El millonario François-Henri Pinault, casado con Salma Hayek, ya ha anunciado la donación de 100 millones de euros para ello. Del mismo modo los propietarios de Louis Vuitton han informado que donarán 200 millones.

Otras personalidades a nivel mundial también han mostrado su tristeza por lo sucedido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here