Este lunes, al menos 18 personas han fallecido en Bangkok, Tailandia, y otras 117 han resultado heridas, como consecuencia de una bomba que ha estallado dentro del altar budista de Erawan, uno de los más conocidos de la ciudad.

Según los medios locales, la cifra de víctimas sería mayor que las que manejan las fuentes oficiales y hay varios heridos de nacionalidad extranjera, entre ellos dos chinos y un filipino. Por el momento, en los listados provisiones no consta ninguna víctima española.

El ministro de Defensa, Prawit Wongsuwong, ha indicado que el ataque está dirigido contra el turismo y buscaría dañar la economía del país, pues este lugar dedicado al dios Brahma es visitado cada día por miles de fieles y además está al lado del distrito comercial Chidlom, donde se ubican los principales hoteles y centros comerciales.

Las agencias de noticias internacionales informaron del suceso, ocurrido a las 19:00 hora local (las 14:00 horas en España) y hasta el momento ningún grupo se ha atribuído su autoría. Actualmente Tailandia combate contra insurgentes musulmanes al sur y también se ha visto sacudida por intensas rivalidades políticas.

Testigos de lo ocurrido lo han descrito como una carnicería, con restos humanos por todas partes. Personas, a cientos de metros del lugar de la explosión, resultaron también heridas y las cámaras de seguridad de algunos comercios captaron el momento del estallido dejando imágenes estremecedoras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here