Foto: Twitter

Más de 30 fallecidos y 126 heridos son las cifras de víctimas del último recuento del Ministerio del Interior turco, después de que esta mañana se produjera un ataque terrorista en Ankara contra manifestantes que se habían concentrado para asistir a una marcha pacífica.

En total, habrían sido dos las bombas que estallaron cerca del lugar donde simpatizantes pro-kurdos del Partido Democrático del Pueblo se encontraban cantando de camino a una concentración para pedir el cese de la violencia.

Por el momento, ningún grupo ha reivindicado esta acción criminal, que se ha producido al lado de la principal de la estación de tren de esta ciudad, poco después de las 10:00 horas. En ese momento, muchas personas se encontraban ya reunidas para asistir a la convocatoria en la plaza Sihhiye.

Finalmente el acto ha sido anulado, mientras que las autoridades investigan lo sucedido. Desde hace meses, Turquía sufre un recrudecimiento de la violencia, después de que el julio se rompiera la tregua entre el Gobierno y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK). 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here