Bamako, la capital de Malí, ha sido escenario este viernes de un nuevo ataque perpetrado por un grupo yihadista. La misión de Naciones Unidas en el país africano indica que ya son 27 los fallecidos durante un asalto con rehenes en el hotel Radisson Blu.

Entre los muertos se cree que al menos dos serían miembros de esta organización terrorista, quienes durante la mañana dispararon a los vigilantes e irrumpieron armados en el lugar, en el que había alojados unos 140 huéspedes y 30 empleados.

A través de Twitter una facción de Al Qaeda con presencia en la zona ha reivindicado la autoría del ataque, algo que aún está siendo verificando. Por esta misma vía, el Parlamento belga ha confirmado que entre las víctimas mortales habría un funcionario de su gobierno.

Otros clientes del hotel eran de nacionalidad china e india, así como trabajadores de las aerolíneas turcas. También habría un español y algunos ciudadanos franceses, según ha confirmado Air France, pero la información preliminar es que habrían salido con vida después de la intervención de los cascos azules y fuerzas especiales malienses.

Estos hechos se producen justo una semana después de los atentados en París, donde fallecieron más de 120 personas que fueron asesinadas por el Estado Islámico (EI). Esto provocó gran indignación a nivel mundial.

Compartir
Periodista trotamundos. Dejé Vinaròs para formarme en Tarragona, trabajé en Londres, me curtí como periodista en Centroamérica y ahora vine de regreso a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here