Foto: aravalles.cat

El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha reafirmado la decisión del Ejecutivo de no extender la concesión de la AP-7 a Abertis, cuando esta finalice en el año 2019. De esa manera, la autopista de peaje pasará a ser una autovía gratuita.

Esta decisión fue corroborada en rueda de prensa por la consejera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio María José Salvador, quien ha indicado que apenas finalice el tiempo que resta en el contrato, la AP-7 quedará libre, tal y como se anunció en 2014.

Foto: autopistas.com
Foto: autopistas.com

“Esta vía debe ser pública”, agregó. Además, ha sugerido al gobierno central que se inicien desde ya los planes para facilitar este proceso y que las conexiones necesarias estén listas cuando llegue el momento. Queda por ver qué ocurrirá con el desvío de la carretera n-340, cuyas obras siguen sin finalizar. 

Conocida también como “la autopista del Mediterráneo”, la AP-7 comunica toda la línea de costa desde la frontera con Francia en La Junquera, hasta Algeciras. El precio de los peajes varía según los tramos, si bien un viaje entre Valencia y Barcelona superaría los 30 euros.

Actualmente, se estima que el 20% de las carreteras de la región dependen del Estado, siendo las autovías las que más tráfico diario tienen: una media de, aproximadamente, unos 70,000 vehículos.

La inversión en carreteras este 2015, comentó también Moragues, fue de 40 millones de euros y se prevé que para 2016 se eleve hasta los 72 millones, según aparece referido en los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here