Foto: Wikimedia

El Tribunal Supremo investigará a Rita Barberá, ex alcaldesa de Valencia y actual senadora del Partido Popular, por blanqueo de capitales. Además, se ha anunciado que será el el magistrado Cándido Conde-Pumpido Tourón el instructor de esta causa.

Tal proceso se remonta al pasado mes de abril, cuando el Juzgado de Instrucción Número 18 de Valencia describió una serie de indicios contra la aforada Rita Barberá. Un informe de la Fiscalía del 27 de julio apoyó la apertura de la investigación por un presunto delito y la designación de un instructor.

Según la exposición razonada, a raíz de las indagaciones por las irregularidades en la contratación pública en el ámbito de la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Valencia y de la Diputación Provincial, así como en la empresa pública Imelsa y la dependiente de la Generalitat valenciana CIEGSA, se tuvo conocimiento de una conversación telefónica.

En ésta se explicaba que se habría realizado un “donativo” mediante transferencia bancaria a una cuenta del Grupo Popular del Ayuntamiento; a cambio se recibieron, en efectivo, dos billetes de 500 euros y se citaba a Rita Barberá. Realizadas las investigaciones pertinentes, según la exposición razonada, se comprobó que en una cuenta a nombre de este Grupo Municipal se habrían realizado determinadas aportaciones por importe de 1.000 euros.

Estas fueron realizadas por parte de 50 personas vinculadas al partido, entre el 23 de marzo y el 16 de abril de 2015. También se comprobó que en las cuentas bancarias de origen se habían recibido, en la misma fecha o en fechas inmediatas, cantidades en metálico o mediante traspaso de otras cuentas relacionadas con algunos de los investigados.

Lo que el juez investiga ahora es si bajo la cobertura de esas aportaciones de 1.000 euros se oculta el afloramiento de un dinero en efectivo en poder de algún responsable o responsables del Grupo Popular, así como el origen del dinero supuestamente blanqueado.

En la exposición razonada del juez de Valencia se indica que “Rita Barberá fue una más de las personas que reconocidamente efectuaron la aportación de 1.000 euros. Resultaría incoherente la llamada al resto de los aportantes en estas actuaciones como investigados y no llevar a cabo la presente exposición respecto de la senadora aforada”.

La Sala Segunda, por otro lado, ha determinado que el procedimiento sobre el resto de personas investigadas en este caso proseguirá en el Juzgado de Valencia. Mientras, la dirección del PP pidió a Barberá que renunciara, si bien esta ha asegurado que cursará baja en el partido pero mantendrá su escaño en el Senado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here