Foto: Facebook

En pleno revuelo mediático por la crisis migratoria de los refugiados sirios, el vídeo de una reportera húngara poniéndole la zancadilla a un padre y a su hijo que huían de la policía causó indignación mundial. Pero la historia ha tenido un final feliz, pues Osama Abdul Mohsen, que era entrenador de un equipo de fútbol de primera división en su país, llegará esta noche a Madrid desde Alemania.

La Escuela Oficial de Entrenadores de Fútbol y Fútbol Sala en Getafe (Cenade) le ha alojado y ofrecido trabajo. Viaja junto a su hijo Zaid, de 7 años, y Mohammad, de 18, con quien se reunió en Múnich. Su mujer y otros dos hijos siguen en Turquía y la idea es que puedan reencontrarse próximamente.

Según ha explicado Miguel Ángel Galán, presidente del Cenade, Osama aceptó ser entrenador aquí y también realizará funciones administrativas mientras el centro paga su manutención y la de sus familiares. Además, asegura que se le brindará asesoría legal y hace un llamamiento a las autoridades para que no pongan problemas para concederle el asilo.

https://www.youtube.com/watch?v=_EpHWU9bOAg

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here