Después de que el expresidente de Caja Madrid y uno de los imputados en el caso de las tarjetas black, Miguel Blesa, fuera encontrado muerto este miércoles en una finca de Villanueva del Rey, Córdoba,la autopsia confirma los indicios de las autoridades de que se trataría de un suicidio.

Según los forenses, el cuerpo solo presenta un orificio único de entrada de proyectil en el pecho, sin más señales de lucha o de defensa y en una posición que apoyaría la idea de que fue intencionado, descartando así la posibilidad de un accidente.

Un trabajor de este lugar, donde el exbanquero había acudido a cazar, sería quien avisó a Emergencias al encontrar, hacia las 8:40 horas, el cuerpo de Blesa tendido en el suelo. Al parecer el ahora fallecido había ido a cambiar el coche de lugar.

Su entorno, sin embargo, expresó a los medios que el ex banquero no se encontraba ni desanimado ni deprimido, a pesar de sus problemas judiciales. El funeral podría oficiarse este viernes al mediodía.

Blesa fue presidente de Caja Madrid entre 1996 y 2009. En 2017 fue condenado a seis años de cárcel por el caso de las tarjeras black, aunque tras recurrir estaba a la espera de la resolución del Tribunal Supremo. Otra causa pendiente de Blesa era la de los sobresueldos de la antigua caja madrileña.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here