Foto: Policía Nacional

La Policía Nacional y de la Inspección Provincial de Trabajo de la Seguridad Social ha detenido en una operación conjunta a 91 personas en la provincia de Valencia.

A los aprehendidos se les vincula con una trama que habría defraudado a la Tesorería General de la Seguridad Social casi un millón de euros: 990.000, para ser exactos.

Entre los implicados se encuentra el responsable de una asesoría, con una cartera superior a las 200 empresas, y un ex funcionario del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

Los demás capturados han sido los empleados ficticios que se beneficiaron de este fraude y cinco ciudadanos extranjeros que lograron la nacionalidad con contratos falsos.

¿Cómo actuaba esta trama?

El principal responsable de la trama daba altas ficticias a trabajadores, sin que las mercantiles lo supieran, para emitir falsos contratos a extranjeros, quienes de esta forma podían regularizar su situación migratoria.

También se utilizaba este mismo sistema para lograr algunas prestaciones públicas por desempleo, subsidios, jubilación o maternidad.

En total, a los capturados e la comarca de La Safor se les imputa un total de 142 delitos de fraude en la obtención de prestaciones y otros seis de falsedad documental.

La investigación de este caso inició a principios de enero, tras recibir una alerta de la Inspección Provincial, en la que se avisaba que se habían detectado contrataciones y altas falsas en una empresa.

A partir de ahí se descubrió que existían otras compañías en Gandía, relacionadas con el mismo Autorizado Red, que es la persona cualificada y autorizada por la Seguridad Social para dar altas y bajas en el sistema informático de Tesorería.

Al avanzar con la operación se pudo comprobar que había 18 empresas, que fueron engañadas por su gestoría, que incluyó a trabajadores ficticios sin su consentimiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here