Foto: Flickr/ José Kevo

El pasado 3 de enero entraba en vigor la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, conocida como la LOMCE. A partir del próximo curso, los centros educativos españoles deberán aplicar esta reforma.

La Consejería de Educación de la Comunidad Valenciana no está de acuerdo con todas las propuestas que exige la LOMCE, por ello el bipartito Compromís- PSPV ha tramitado un decreto de urgencia para evitar los efectos negativos de la reforma, que ha sido aprobado con éxito.

Estas medidas afectarán por un lado a los centros de  Educación Infantil y Primaria, pues los colegios podrán decidir ampliar las clases de 45 a 60 minutos.

Por otro lado, las asignaturas troncales de modalidad de primero de bachillerato pasarán de tener 3 a 4 horas semanales. La ampliación de estas materias, dependiendo de la modalidad de bachillerato (humanístico, científico, artístico…) obligará a suprimir una asignatura específica.  Así pues los estudiantes cursarán dos horas semanales por cada asignatura optativa.

“esta ampliación horaria tiene como objetivo “garantizar una mejor base de conocimiento de áreas fundamentales”, Consejería de educación C.V.

En cuanto al tema de Religión, la mayoría de institutos valencianos ofertarán la posibilidad de matricularse en esta asignatura. Los alumnos deberán escoger entre Religión, Cultura Científica o Anatomía Aplicada. Según las últimas estadísticas del Ministerio de Educación, un 28, 5% del alumnado de Bachillerato de la comunidad escoge la primera opción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here