Policías de la Generalitat Valenciana, del Grupo de Patrimonio Histórico, han informado este sábado de la intervención de cinco cuadros falsificados del pintor malagueño Pablo Ruiz Picasso, los cuales iban a ser venidos por 160 millones de euros.

Estas obras, copias de “Composición o bodegón con aguamanil”, “Guitare et guitarron”, “Mujer cubista o arlequín”, “Variation por nudite sur diván”, y “La vida y la muerte”, estaban siendo ofrecidas mediante correo electrónico a importantes galeristas y marchantes de todo el mundo.

Tras las primeras informaciones sobre este fraude, dieron inicio en septiembre dos operaciones policiales en Benidorm y Granada, que han concluido finalmente con la imputación de 8 personas, dos en la localidad alicantina y ocho más en la provincia andaluza.

Así lo ha confirmado en conferencia de prensa el Comisario de la Policía de la Generalitat, Álvaro Rodríguez, quien indicó que actualmente estas copias se encuentran en el Museo San Pío V de Valencia.

José María Ángel, Director General de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, agregó que en este caso no se trataba de delincuentes de “guante blanco”, por lo que el operativo fue complicado desde el inicio.

“La mayoría de los cuadros intentaron venderse hasta en 19 ocasiones y se ofrecieron en maleteros de coches y furgonetas”

La justicia será quien determine el futuro de las falsificaciones y de los implicados, la mayoría de ellos ya con antecedentes por corrupción, cohecho y tráfico de influencias, y que ahora podrían ser juzgados por los delitos de tentativa de estafa y contra la propiedad intelectual.

Todos los detenidos son de nacionalidad española y aseguraban haber adquirido las obras por la supuesta donación de dos hombres fallecidos, uno en Cuba y otro en Barcelona. Se trata, según la policía, del caso en el que más obras falsas de Picasso se habrían incautado a la vez con un precio de venta tan elevado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here