Foto: torange.ru

A las 3.00 a.m. de este domingo 25 de octubre, volverán a ser las 2.00 a.m. Y es que este fin de semana se atrasa una hora en España y en el resto de países europeos para iniciar con el horario de invierno, lo que nos permitirá dormir una hora más.

Los inicios de esta costumbre se remontan a la crisis del petróleo de 1974, cuando tras la Segunda Guerra Mundial algunas naciones decidieron adelantar en verano una hora para poder aprovechar mejor la luz solar y consumir menos electricidad.

Posteriormente, esta práctica se generalizó en 1981 y hoy unos 70 países de todo el mundo forman parte de esta normativa. Cada año, durante el último domingo de marzo se adelanta una hora, mientras que el último domingo de octubre, esta vuelve a atrasarse.

Este domingo es el único día del año en el que tendremos 25 horas

Según el Instituto de Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), que es parte del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, el ahorro potencial es de unos 300 millones de euros, de los que 90 corresponderían a hogares españoles. O lo que es lo mismo, cada familia se ahorraría con este cambio unos seis euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here