La Diputación de Castellón trabaja en la puesta en marcha de un plan de choque que permita atender las necesidades de los municipios y minimizar el impacto negativo de la pandemia del coronavirus entre los ciudadanos de la provincia. Con este objetivo, el equipo de gobierno, junto a los técnicos de la casa, “está estudiando todas las medidas que podemos implantar, dentro de nuestras posibilidades y competencias, para reducir el impacto económico y social que esta crisis va a tener en los ayuntamientos y actuar en beneficio de nuestros vecinos y vecinas”, ha destacado el presidente de la Diputación, José Martí.

Martí ha dejado patente que, desde el inicio de la crisis por la pandemia del coronavirus, esta diputación está trabajando, en coordinación con las administraciones competentes, con dos objetivos fundamentales: “articular las medidas básicas de protección de todos los trabajadores de la Diputación y garantizar la continuidad de los servicios que ofrecemos a todos los ayuntamientos y a la ciudadanía”. Así mismo, el presidente ha  destacado que la Diputación se ha puesto a disposición de todos los municipios y que “estamos tomando todas las decisiones pensando en el beneficio de la provincia”.

Plan de choque

El diputado provincial de Hacienda, Personal y Recursos Humanos, Santiago Agustí, ha apuntado algunas de las líneas en las que está trabajando conjuntamente el equipo de gobierno con los técnicos: flexibilización de los periodos de pago de los impuestos; posibilidad de volver a abrir el plazo para anticipar a los municipios el dinero de la recaudación de los tributos locales; analizar la devolución o compensación a los usuarios de tasas de servicios provinciales que se han suspendido a consecuencia de haberse decretado el Estado de Alarma; revisión de todos los plazos de las líneas de subvención y ayudas para facilitar al máximo su tramitación y garantizar su cobro por parte de todas las entidades beneficiadas; o la realización de préstamos con un tipo de interés del 0% a los ayuntamientos para que puedan atender en sus municipios las necesidades derivadas de la crisis del coronavirus.

A nivel social, se han dado también directrices, desde el área de Bienestar Social que coordina la vicepresidenta de la Diputación, Patricia Puerta, para que todos los trabajadores que integran el servicio de Teleayuda incrementen la atención a la población de riesgo, “ya que en estos momentos, requiere de una respuesta rápida y eficaz”, recalca Patricia Puerta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here