La ingesta de alcohol al volante es uno de los delitos más frecuentes contra la seguridad vial, por lo que suele enjuiciarse por la vía rápida. En caso de haber superado los límites legalmente establecidos, recibirás una citación. Para que conozcas el procedimiento al detalle, te contamos todo lo que debes saber en este artículo.

¿Qué dice la ley sobre el delito de alcoholemia?

El delito de alcoholemia se encuentra tipificado en el Código Penal, artículo 379.2. En él se establece que, quien conduzca un vehículo de motor o un ciclomotor bajo la influencia de bebidas alcohólicas u otras drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, puede ser castigado con:

  • Una pena de prisión de tres a seis meses
  • Multa de seis a doce meses
  • Trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días

En cualquier caso, estas circunstancias suponen la privación del derecho a conducir por un tiempo de hasta 4 años, según establezca el juez. Asimismo, si se ha producido un accidente con daños, el causante deberá hacerse cargo de la reparación.

¿Y cuál es el límite de alcohol en aire espirado? Debes saber que este no debe ser superior a 0,60 miligramos por litro o una tasa de alcohol en sangre de 1,2 gramos por litro. Si se sobrepasan estos máximos, estarás incurriendo en delito.

También es importante que tengas en cuenta que, si un agente te pide que pares y que te sometas a una prueba de alcoholemia, estás obligado a ello según la Ley de Seguridad Ciudadana.

De negarte, podrías recibir una sanción mayor. Lo que sí puedes es solicitar, si no estás de acuerdo con los resultados del test, una prueba alternativa. Otro punto a considerar: de ser reincidente el Ministerio Público podría pedir hasta penas de prisión.

Cómo es un juicio rápido por alcoholemia

En un juicio rápido por alcoholemia en Valencia se comparece, normalmente, en un plazo de unos 5 días. Para estas diligencias, en las que se le leen los derechos al conductor y se comprueban sus antecedentes, es aconsejable contar con un abogado especializado que pueda ofrecer una buena defensa; especialmente si se ha producido un accidente, pues en tal caso el procedimiento es más complejo. Si no dispones de medios suficientes, se te asignará uno de oficio.

Un letrado podrá exigir la comprobación de la tasa de alcohol que se midió en su momento, la verificación del etilómetro o preparar una argumentación que minimice la pena. Cuando no se pueda impugnar la prueba, que es lo habitual, lo mejor es intentar llegar a un acuerdo ventajoso con la fiscalía, reconociendo lo ocurrido. Esto es lo que se llama una sentencia de conformidad.

De este modo pueden verse reducidos los meses de multa por buen comportamiento o parte de estos podrían ser sustituidos por trabajos en beneficio de la comunidad. Lo que sí es inevitable es la retirada del carné durante un mínimo de 8 meses (deberás realizar un curso específico en la autoescuela para recuperarlo), así como el registro de lo sucedido en los antecedentes penales del conductor. Esta sentencia será firme, de ahí la importancia de contar con una asistencia legal adecuada, con profesionales con experiencia en este tipo de juicios rápidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here