Foto: YouTube

Enagás da por finalizado el proceso de hibernación del almacén subterráneo Castor, después de concluir con el doble sellado adicional de los pozos.

Esto supone, indica, una medida de seguridad extra para poner estas instalaciones en condiciones seguras y sin gas, ni en la plataforma, ni en el gasoducto, ni en las instalaciones de tierra.

Por otro lado se han realizado otras tareas necesarias para el mantenimiento y la preservación de los equipos.

Adicionalmente, la empresa ha solicitado un estudio técnico al Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT).

Este servirá para que el Gobierno pueda tomar una decisión sobre el futuro del proyecto. Se espera que esté terminado durante el segundo semestre de 2016.

Desde que inició este proceso, las fases han sido las siguientes:

Fase 0. Análisis de la situación
Por petición del Gobierno, se realizó un estudio preliminar del activo y un análisis de riesgos. A partir de los datos recabados se elaboró el plan de hibernación para iniciar el proceso en marzo de 2015.

• Fase 1. Inertización
Se disminuyó de forma controlada la presión del gas remanente en superficie, en la plataforma, en el gasoducto y en las instalaciones de tierra, para llevar a la infraestructura a una situación de presión de gas mínima. Las líneas quedaron “inertizadas” con nitrógeno a baja presión.

• Fase 2. Preservación de los equipos
Iniciaron los trabajos de preservación de los equipos para el mantenimiento de todos los compresores y elementos eléctricos. Las válvulas se recubrieron con material aislante para protegerlas del ambiente marino. Además, se alquilaron generadores para alimentar de electricidad a la plataforma y se vaciaron de productos químicos los tanques.

Fase 3. Sellado de los pozos
Tras cercionarse de que cada uno de los 12 pozos del almacenamiento estuviera estanco, se instalaron en ellos dos piezas mecánicas de acero, adicionales a las dos válvulas existentes: una sobre la situada a 150 m de profundidad y otra más cercana a la cabeza del pozo en la plataforma. De esta forma se consiguió un cuádruple sellado de los mismos.

Actualmente solo están en funcionamiento los servicios auxiliares necesarios para mantener el almacén en una situación de seguridad, lo que hace referencia a los sistemas de detección y extinción de fuego y al alumbrado, así como los sistemas que permiten el mantenimiento básico de las instalaciones.

Estos trabajos se han llevado a cabo en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2014, en el que se adoptaron medidas urgentes relacionadas con el sistema gasista y tienen que ver con la investigación abierta sobre la relación que puede haber entre las inyecciones de gas y la cadena sísmica que se produjo frente a las costas del norte de Castellón y norte de Tarragona en 2013. 

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here