Foto: Guardia Civil

Durante el pasado mes de octubre, un total de 232 conductores fueron puestos a disposición judicial por delitos contra la seguridad vial en la Comunidad Valenciana, según los datos reportados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil.

De estos, 154 fueron detenidos por conducir en estado de ebriedad y 78 por no tener permiso o licencia. El número de conductas delictivas detectadas, sin embargo, es un 16,25% menor al que se produjo durante el mismo periodo del año pasado.

Por provincias, en Valencia es la que registra un mayor número de casos: 114, de los cuales 89 fue por conducir bajo los efectos del alcohol y 25 por no tener los documentos necesarios para poder circular.

Le sigue Alicante, con 81 denuncias. De estas, 56 fueron por conducir borracho, mientras que 25 no tenían carné. Finalmente, se sitúa Castellón, con 37 sindicados: 28 personas fue por no contar con licencia, mientras que otras 9 dieron positivo en los test de alcoholemia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here