Pasadas las 18:00 horas, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se encontraba dando un paseo en el centro de Pontevedra, en medio de una actividad electoral, cuando entre la multitud un menor de 17 años le ha propinado un puñetazo en el rostro.

Inmediatamente los guardaespaldas del presidente ha reaccionando, inmovilizando al joven que trató de huir, mientras que Rajoy aguantó el golpe estoicamente, sin mostrar ningún signo de dolor y con las gafas rotas.

Algunas cámaras lograron captar el momento preciso de la agresión, que fue presenciada por numerosos ciudadanos que se habían agolpado para ver de cerca al mandatario y que quedaron sorprendidos por lo ocurrido.

Tras lo sucedido, agentes de la Policía Nacional han detenido al individuo, quien fue trasladado a la Comisaría más cercana y consignado por un delito de atentado contra la autoridad.

Poco después, en su cuenta oficial en Twitter, Rajoy ha asegurado que se encuentra bien y que decidió no interrumpir las actividades programadas, por lo que se dirigía a dar un mitin en A Coruña.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here