Foto: PP

Este domingo los españoles acudieron de nuevo a las urnas, después de que los resultados del pasado mes de diciembre y la falta de consensos durante todo el invierno no permitieran elegir un nuevo presidente para el país.

Esta vez, el resultado ha sido diferente, pero no contundente. El Partido Popular ha obtenido un número de votos y escaños mucho mayor al que logró en los anteriores comicios, unos 7,9 millones de votos y 137 diputados, si bien se ha quedado lejos de la mayoría absoluta de 176.

Las demás fuerzas políticas son las que han salido perjudicadas, empezando por la segunda más votada, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que solo ha conseguido 85 diputados y 5,4 millones de papeletas, o Ciudadanos, que se ha quedado con solo 32 escaños.

La alianza Unidos Podemos ha conseguido únicamente 71 escaños, lo que representaría un 21,1% del voto.

Ante esta situación, es muy improbable que se logren aglutinar todas las izquierdas; en caso de no lograrse Mariano Rajoy necesitará ir a una segunda votación para ser investido por mayoría simple.

A él le corresponde mover ficha y empezar desde este lunes las negociaciones para llegar a un pacto con el resto de líderes para poder llegar a un desbloqueo político.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here