Foto: Wikipedia

Tras la última reunión con los representantes de los municipios castellonenses afectados por la plaga del mosquito tigre, la Diputación ha anunciado que el Observatorio Provincial del Mosquito ya está en marcha.

Entre las primeras acciones para minimizar el impacto de estos insectos en el territorio, está la detección de dos focos de cría recurrentes en estas fechas: los cementerios y los huertos urbanos.

Para dar a conocer estas zonas de riesgo, y formas para evitar que la población se vea afectada por las picaduras, se ha decido lanzar en estos días una campaña divulgativa para evitar que proliferen.

Mario García, diputado de Desarrollo Sostenible, ha indicado que este material informativo será enviado a cada ayuntamiento, incluido el de Vinaròs, y tendrá consejos útiles a tener en cuenta, especialmente durante el día de Todos los Santos. 

La idea, recalcó García, es poderse anticipar a las plagas, con la ayuda de asesoramiento científico. Actualmente, este observatorio cuenta con la colaboración de la Universidad de Valencia. 

Un segundo paso es analizar los cuestionarios enviados por 82 municipios de la provincia, para poder diseñar estrategias de actuación adecuadas a las necesidades de cada localidad y que las acciones de lleven a cabo de forma coordinada en el marco del Servicio Provincial de Prevención.

La próxima reunión de trabajo con los ayuntamientos se ha programado para dentro de un mes y medio, es decir, durante la primera mitad de diciembre. En ella se informará previsiblemente de los avances de la campaña 2016 contra la plaga de moscas y mosquitos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here