Barco Aquarius
Foto: Sara Alonso

El barco Aquarius, que navega a la deriva con 629 inmigrantes a bordo, se espere que llegue a finales de semana al puerto de Valencia.

Así lo han conformado hoy fuentes gubernamentales españolas, después de que otros países como Italia o Malta les hayan negado el poder desembarcar en su territorio.

Entre los inmigrantes, se sabe, viajan 123 menores de edad y siete embarazadas. De hecho, una de ellas habría dado a luz esta misma noche, según información del alcalde de Valencia Joan Ribó.

En la ciudad ya se ha comenzado a preparar el dispositivo para la atención y acogida de los inmigrantes.

Sánchez ha dado su autorización

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha autorizado el desembarco del Aquarius y ha dado instrucciones para que España cumpla con los compromisos internacionales en materia de crisis humanitarias.

“Es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro a estas personas”, ha señalado Sánchez.

Los periodistas y voluntarios de las ONG que viajan junto con los inmigrantes han explicado que la falta de comida, el cansancio y la deshidratación son algunos de los problemas que comienzan a afectar a los inmigrantes en alta mar.

Ayer, otros 790 inmigrantes fueron rescatados en aguas del Mediterráneo y están a la espera que que la Guardia de Costas de Italia les indique dónde pueden desembarcar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here