Foto: Google

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha emitido una sentencia en firme en la que obliga al Ayuntamiento de Alcanar a indemnizar con 1.068.769,03 de euros a la empresa Turov S.L., por el proyecto de derribo de varias viviendas ilegales en la urbanización Serramar.

Para hacer efectivo el pago a esta constructora, el consistorio tiene un plazo de dos meses a partir del 26 de octubre de 2015. La resolución llega, de hecho, antes de que se lleven a caso las obras, que ya han sido adjudicadas y que podrían iniciar a finales de año.

Este caso data del año 2003, fecha en la que el anterior gobierno local otorgó una licencia urbanística que, tres años después, en 2006, se declaró nula. Desde el actual equipo municipal indicaron en una rueda de prensa de que este es un problema heredado y de largo recorrido.

Alfons Montserrat, alcalde de la localidad por parte de Esquerra Republicana, ha lamentado que el dinero irá a parar a manos de una mercantil, que además se encuentra actualmente en concurso de acreedores.

El jefe edil agregó que esta situación hipotecará el futuro inmediato del municipio, si bien ya se ha realizado una amortización anticipada de crédito de 1,2 millones de euros previendo esta resolución judicial.

Este dinero, en concepto de daños y perjuicios, irá a parar íntegramente a Turov S.L. por los 8 apartamentos que le quedaron en propiedad al no poderlos vender a terceras personas. Se prevé que otros propietarios puedan iniciar acciones legales semejantes después de esta resolución.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here