Foto: Wikipedia

Los países que conforman el continente asiático son líderes mundiales en redes de alta velocidad. Japón, Corea del Sur y China ofrecen los mejores y más completos servicios a sus habitantes, mientras que en Europa, Francia y España son los únicos países que se encuentran entre los cinco primeros del mundo. Dentro del Viejo Continente, España ostenta la segunda posición, por detrás del servicio francés.

Así lo ha demostrado el estudio de GoEuro, a través de un ranking internacional en el que se han valorado criterios que afectan directamente a la calidad del servicio ofrecido por las compañías. Véase la velocidad récord y la operativa, la cobertura tanto de las vías como de la población o el precio del billete. En este estudio también se analizan los resultados que los países pretenden adquirir en un futuro al mejorar sus instalaciones y servicios.

La tecnología japonesa ha conseguido que su país encabece la lista en cuanto a la velocidad máxima de los trenes, alcanzando 603 kilómetros/hora; le sigue de cerca la maquinaria francesa, llegando a los 575 kilómetros/hora. En las sucesivas posiciones se encuentran China, Corea del Sur y España, la cual con 404 kilómetros/hora ocupa el quinto puesto del ranking mundial.

En cuanto a la velocidad operativa en los trayectos, España destaca convirtiéndose en el segundo más veloz del mundo, junto con Alemania, Francia y Japón, alcanzando los 320 kilómetros/hora. China ofrece el servicio más rápido consiguiendo 30 kilómetros/hora más que los segundos.

Un 20,05% de la vías tradicionales españolas, actualmente se han habilitado para que los trenes de alta velocidad puedan operar por ellas, porcentaje que le sitúa en el cuarto puesto a nivel mundial. Sin embargo, se espera que en un futuro se alcance el casi 38% de la vías de ferrocarril cubiertas, es decir, 2.700 kilómetros nuevos.

Otro dato esperanzador para el AVE está relacionado con la cobertura de la población: 9.3 millones de habitantes es la cifra que posee acceso directo a los servicios de alta velocidad, lo que se traduce en el 20.51% de los españoles. Cabe destacar que dentro de la Península el servicio de alta velocidad de la Comunidad Valenciana supera la media española cubriendo al 23.28% de la población.

Esta comunidad dispone de dos de las líneas ferroviarias más importantes y más transitadas del país, las que conectan Valencia con Madrid y Sevilla, y el otro trayecto que une Madrid con Alicante. España también posee la ruta más extensa de Europa, la cual viaja de Madrid a Barcelona hasta la frontera francesa.

A pesar de que la geografía española no facilita la aplicación de la alta velocidad en su territorio, obtiene una buena posición a nivel mundial y, en algunos casos, se equipara a las grandes potencias asiáticas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here