Foto: Policía Nacional

Un entramado que habría defraudado casi 1.100.000 euros mediante el uso de tarjetas fraudulentas en establecimientos comerciales, ha sido desmantelado por la Policía Nacional.

En esta operación se han ubicado cuatro laboratorios de clonación y detenido a 50 personas, 23 de ellas en la comunidad de Madrid y el resto en Valencia, Barcelona, León, Sevilla y Albacete.

Los aprehendidos son de nacionalidades dominicana, guineana, polaca, pakistaní y española, si bien los líderes del grupo son principalmente ciudadanos de procedencia nigeriana.

¿Cómo realizaban el fraude?

Los implicados elaboraban las tarjetas con datos obtenidos mediante el método del “carding”, que consiste en la compra de datos de tarjetas bancarias en páginas web o facilitados desde el extranjero.

Los líderes de esta red eran quienes obtenían esta información, contactando con proveedores de entidades bancarias en EE.UU. y China. 

Posteriormente, los números eran volcados en las bandas magnéticas de otras tarjetas físicas, que se utilizaban en negocios que permitían su uso a cambio de una comisión elevada.

Esto estaba a cargo de los “pasadores”, quienes formaban parte del último escalón de la organización. Su función era hacer uso de las tarjetas en cajeros automáticos y comercios conniventes.

En estos, las pasaban por el TPV en operaciones ficticias y se repartían con el empresario los beneficios obtenidos: entre el 10% y el 20% para el establecimiento y el resto para los falsificadores.

Por último, los llamados “receptadores” daban salida a los productos que sí se adquirían en el mercado ilícito.

Según la investigación, que inició hace un año, los delincuentes incluso habían creado una agencia de viajes virtual donde compraban por encargo billetes de avión, tren o estancias en hoteles.

Desmantelan laboratorios de clonación y falsificación

Para poder realizar estas opeaciones, este entramado contaba en la provincia de Madrid con cuatro laboratorios de falsificación de tarjetas y uno más de documentos; estos ya han sido desmantelados.

En ellos se intervinieron diversos lectores/grabadoras, ordenadores, impresoras, soportes en blanco y gran cantidad de material para llevar a cabo las imitaciones.

Además, se registraron 13 inmuebles en Madrid, Parla, Fuenlabrada, Torrejón de Ardoz, Móstoles y Azuqueca de Henares, en los que se intervinieron 12.770 euros en efectivo, 80 teléfonos, 32 tarjetas SIM y documentos falsos.

Los establecimientos conniventes

Entre los 50 detenidos, hay 27 empresarios que se prestaron a estos ilícitos. La mayoría son del sector de la hostelería, con negocios en varias comunidades autónomas españolas.

Para poder llevar a cabo estas aprehensiones, se ha trabajado en colaboración con agentes de las Jefaturas Superiores de Policía de Madrid, Cataluña y Valencia, así como de las comisarías de Albacete, León y Guadalajara. 

Los investigadores son parte de la Sección de Medios de Pago de la UDEF Central y de la Brigada Central de Crimen Organizado, ambas adscritas a la Comisaría General de la Policía Judicial. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here