Fuente: Guardia Civil

Después de dos años de investigaciones, la Guardia Civil ha detenido a 25 personas e imputado a otras 20, sospechosas de pertenecer a un grupo internacional dedicado a la falsificación de documentos públicos, estafa y robo de vehículos en 12 provincias españolas.

En total, se estima que los señalados podrían estar implicados en 62 casos, uno de ellos ocurrido en Vinaròs. Esta operación, que inició a través de una denuncia de estafa por la compra-venta de un coche a través de Internet, se conoce con el nombre de “Dolores AJ”.

¿Cómo funcionaba esta red delictiva?

El modus operandi de esta red delincuencial se dedicaban a sustraer vehículos, que posteriormente sacaban del país con destino a Europa y el norte de África, de forma “organizada y especializada”, a través de terceras personas estructuradas en tres grupos.

El primero de ellos se centraba en el robo de coches de lujo o a la compra de los mismos mediante estafa, simulando falsas transferencias. Un segundo equipo cambiaba las placas de matrícula y modificaba el número de bastidor falsificando la documentación para que parecieran en regla. Por último, otros miembros de esta banda los trasladaban a Marruecos.

Posteriormente, los delincuentes cambiaron la vía de salida, que empezó a hacerse por Bélgica y, luego ingresaban a Mauritania y Senegal. Por otro lado, un funcionario de la Jefatura Local de Tráfico de Alcorcón, habría facilitado documentos con autorizaciones temporales de permisos de circulación, que eran falsificados y vendidos a quienes perdían sus puntos de carné por 2.400 euros.

¿Quién lideraba esta banda?

Según fuentes policiales, este negocio ilícito estaba siendo dirigido por una persona de origen marroquí. Un vecino de Getafe de esta misma estructura, era quien se encargaba de facilitar los falsos documentos de conducción.

permiso falso

Durante varios registros en domicilios, entre mayo y junio, se lograron intervenir 340 de estas autorizaciones en blanco, preparadas para ser comercializadas y una lista para su entrega. Además, se hallaron 180 documentos de solicitud de prórroga de vigencia del permiso, 25 para la transmisión de vehículos, 30 para el pago de tasas, un talonario de boletines de denuncias del Ayuntamiento de Getafe y otras pruebas incriminatorias.

Estas pistas son las que han llevado a la detención en diferentes municipios de Madrid, de 15 españoles, 6 marroquís y un polaco. En la provincia de Segovia fueron arrestados otros dos hombres y uno más en Yeles, Toledo.

La mayoría de delitos, 45 en concreto, se produjeron en la capital española, si bien también se detectaron cuatro en Toledo, tres en Barcelona, dos en Cáceres y uno en Ciudad Real, Lugo, Castellón (Vinaròs), Pontevedra, León, Guipúzcoa, Segovia y Cádiz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here