El hombre que este fin de semana provocó la alerta yihadista en Salou, ya se encuentra custodiado en la comisaría de Cambrils.

Las alarmas saltaron este fin de semana a raíz de unas pintadas de corte islamista que encontraron en el hotel donde se alojaba y del grito de supuestas consignas islamismas cerca de la comisaría de Salou.

Después de varias horas de búsqueda se le localizó realizando trompos descalzo en un área de servicio de la AP7 en Vandellòs.

Se trata de Khalid Makran, un holandés radical sin antecedentes relacionados con el terrorismo, pero sí por otros delitos como tenencia ilegal de armas.

Al no poderse confirmar su vinculación directa con el yihadismo,  los Mossos d’Esquadra han informado que ha sido detenido por desobediencia y desorden público. No se descarta que su actitud pueda deberse a algún tipo de desorden mental.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here