Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil ha desmantelado, en el marco de la operación ROSPELIN, una red criminal que, desde la Comunidad Valenciana, se dedicada a las estafas por Internet.

Según las autoridades, los 13 miembros detenidos pertenecientes a esta organización, habrían cometido más de 200 delitos de este tipo, utilizando páginas de compra – venta de productos de segunda mano y de alquiler de viviendas.

Allí publicaban como gancho ofertas falsas, con todo lujo de detalles y a precios muy bajos para atraer a los compradores. Ofrecían desde coches hasta batidoras o grupos electrógenos, con fotos reales y de alta calidad.

Cuando las víctimas contactaban con ellos por e-mail o teléfono, acordaban el ingreso en una cuenta bancaria, pero nunca recibían el producto. Además, llegaron a crear empresas de paquetería fantasma para ganarse la confianza de las víctimas y conseguir así su documentación.

A través de estas ofrecían una garantía de devolución del producto, en caso de no estar satisfechos con el mismo, y la empresa intermedia, en teoría, debía transferir el pago del cliente al vendedor. Las web fraudulentas detectadas son:

  • http://envios-tbs-courier.com/
  • http://courier-sl-rizi.com/
  • htpp://envios-dtl.com/
  • http://ols-courier.com
  • http://courier-mlb-express.com
  • http://www.envios-sl-erisa.com
  • http://courier-onz-express.com.

De este modo, con la usurpación de sus identidades cometían nuevas estafas. Con el método “Web Spoofing”, por otro lado, imitaban el dominio web de otras empresas legales dedicadas a la venta de productos tecnológicos.

También ofrecían alquileres de pisos muy atractivos a precios irrisorios, y estafaban especialmente a extranjeros de Holanda y Alemania, pues los tratos se cerraban de forma telemática.

Foto: Guardia Civil
Foto: Guardia Civil

Los aprehendidos residían en Elche, Alicante, y son de nacionalidad rumana, con edades entre 20 y 47 años. Los cabecillas son una pareja y un lugarteniente, con una estructura totalmente desarrollada para cometer estos actos.

A los detenidos se les imputa por delitos de pertenencia a una organización criminal, falsificación de documentos, estafa y usurpación de estado civil. La investigación, sin embargo, aún sigue abierta y no se descarta que el número de delitos aumente hasta cerca del medio millar.

Durante el operativo se requisaron dos vehículos y un laboratorio en el que se fabricaban las documentaciones falsas que utilizaban para cometer los ilícitos y abrir cuentas bancarias en diferentes entidades, para que no les pudiera rastrear con facilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here