Se realizará una primera implantación de máquinas de devolución de envases junto a varias redes de ecoparques informatizados de la Comunitat Valenciana este 2021
La Comunitat será uno de los escenarios de prueba de un nuevo sistema de informatización activa de los contenedores de envases ligeros. que permitirá interactuar con el contenedor de envases sin necesidad de aplicaciones móviles

La Generalitat Valenciana ha presentado hoy la instalación de ocho nuevos equipos automáticos para el retorno de envases ligeros en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, gracias al convenio entre el Ayuntamiento de Valencia y Ecoembes.

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha anunciado en el acto de presentación la evolución del modelo en la Comunitat Valenciana, que permitirá a la ciudadanía obtener descuentos económicos directos de las tasas de tratamiento de residuos domésticos por la devolución de envases ligeros, a través de sus respectivos consorcios de residuos zonales.

En este sentido, se informatizarán con máquinas automáticas varias áreas geográficas adicionales en la Comunitat, con las redes de ecoparques informatizadas que ya hace tiempo que aplican este sistema de descuento económico directo.

Además, continuarán instalándose máquinas en centros comerciales y mercados municipales de las provincias de Castellón y Alicante, así como la ciudad de València, para este verano de 2021.

Se trata, por tanto, de una evolución desde la recompensa colectiva o sorteo del modelo actual SDR-Reciclos, al modelo de devolución directo de la tasa de gestión de residuos gestionado por los respectivos consorcios zonales del que ya se dispone en la Comunitat Valenciana en varias áreas de gestión de residuos.

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha señalado: «Tenemos comprobado que en las zonas informatizadas de los ecoparques valencianos que tienen un sistema de incentivo, que prestan servicio al 55% de la población, a más de 2,5 millones de personas, es donde estamos teniendo unos índices de recuperación de residuos muy diferenciados respecto a aquellos que no cuentan con un sistema así. Estamos convencidos de que el sistema de incentivo, el sistema que interpela a la ciudadanía de que la acción individual del reciclaje con una buena compensación hace posible que haya mejores datos».

De este modo, la Comunitat Valenciana evoluciona el modelo al máximo de sus posibilidades autonómicas a nivel jurídico, vistas las recientes sentencias del Tribunal Supremo, a la espera de lo que se decidirá en la nueva normativa estatal, dado que se considera por parte de la Generalitat una evolución necesaria del modelo actual, que ya es un éxito en la gestión de los ecoparques-puntos limpios informatizados de la Comunitat Valenciana.

No obstante, esta evolución del modelo permite una implantación importante esta legislatura, por lo que se considera de interés dar este paso, dado que otros modelos como el SDDR de envases de un solo uso, no van a poder desarrollarse esta legislatura a nivel operacional, aunque se legislara sobre ellos a nivel estatal, por lo que no podrán mejorar la gestión de envases de un sólo uso a corto plazo, a este respecto.

Asimismo, la Conselleria ha dado a conocer los principales datos del sistema de gestión de residuos de envases ligeros y papel-cartón en 2020 cuyos ingresos totales en la Comunitat Valenciana han subido hasta los 51,9 millones de euros; 19,3 millones de incremento en comparación con los del año 2014.

La Conselleria que dirige Mireia Mollà, remitió hace poco una solicitud escrita al Ministerio para la Transición Ecológica para activar cuanto antes las previsiones normativas en materia económica, a nivel estatal, que sean necesarias, de las Directivas del Paquete de Economía Circular de la UE. Esta adecuación permitirá incrementar los ingresos económicos por la gestión de las recogidas separadas de envases ligeros, vidrio y cartón, en favor de las entidades locales.

Mollà, ha explicado que la evolución del modelo en la Comunitat Valenciana responde «a la importante política de inversiones y mejora continua de los gobiernos del Botànic en materia de residuos».

Los datos demuestran, que los planes de acción de inversiones específicas realizados por Ecoembes desde 2016 eran necesarios y han dado buenos resultados en la Comunidad Valenciana. Asimismo, ha destacado la renovación por parte de la Generalitat de las instalaciones de clasificación de envases ligeros, como la nueva planta de clasificación de envases ligeros de Benidorm y las mejoras en las de Picassent o Elche, entre otros, dada la mejora importante de los datos de recogida separada, especialmente a partir de 2018. «Queremos mejorar más, sobre todo en el mix de recogida selectiva», han afirmado varios representantes de la Conselleria a este respecto.»

Además, se han realizado importantes inversiones y van a continuar realizándose, en las plantas de tratamiento de residuos domésticos mezclados de la Comunitat Valenciana, dotándolas de la flexibilidad necesaria, dentro de un modelo moderno y circular de gestión de residuos domésticos.

Los datos de gestión de recuperaciones han evolucionado en todos los materiales en los últimos seis años con un crecimiento total de recuperación de 66.975 toneladas

«Nuestra red de plantas de triaje de los diferentes residuos, que deberán ser flexibles, modernas y siempre en mejora continua, de acuerdo con los modelos circulares en este sentido, son la alternativa al modelo de incineración de residuos domésticos de otras comunidades autónomas, que no queremos para la Comunitat Valenciana», ha afirmado Mollà. «Son nuestra última barrera para aprovechar todos los materiales recuperables. Esta es la verdadera gestión hacia el residuo cero, la de los hechos dentro de la economía circular. Un camino muy largo pero que debe trabajarse día a día y en el que la reducción, reutilización, recogida separada y reciclaje deben ser las protagonistas», ha añadido la consellera

La Conselleria prepara nuevos proyectos a corto plazo, para incrementar la capacidad de recogida separada y clasificación de materiales, como la automatización de la planta de clasificación de envases de Alzira de Vaersa, entre otros.

En esta línea, la Conselleria ha anunciado también la puesta en marcha de nuevos sistemas de clasificación de materiales (ampliación del alcance del aluminio y acero ligeros y nuevos procesos de clasificación de plásticos ligero), la puesta en marcha de nuevas recogidas puerta a puerta, 2.000 nuevos contenedores amarillos y la mejora e incremento de las recogidas separadas de biorresiduos, donde el Consell quiere destinar, en esta primera anualidad 2021, más de 20 millones de euros procedentes de los fondos de reconstrucción para separar en origen la fracción orgánica.

Hay que indicar que pese a que 2020 ha sido un año difícil en relación con la recuperación de materiales procedentes de la fracción resto, la Comunitat Valenciana fue la primera en retomar los procesos de triaje manual, tras constatar la total seguridad del proceso.

La Conselleria confía en mejorar este año los datos, que se verán potenciados por las nuevas redes de educadores ambientales locales, con especial implantación en las provincias de Castellón y Valencia.

Mireia Mollà ha querido lanzar un mensaje de ánimo a la ciudadanía valenciana: «Nos queda mucho trabajo por hacer, pero gracias al trabajo desarrollado en los últimos años, disponemos de un modelo de gestión propio, singular en España, a la valenciana, basado en la mejora continua que suma y sigue a favor de la economía circular y la buena gestión de residuos en la Comunitat Valenciana».
La Generalitat Valenciana ha presentado hoy la instalación de ocho nuevos equipos automáticos para el retorno de envases ligeros en la Ciudad de las Artes y las Ciencias, gracias al convenio entre el Ayuntamiento de Valencia y Ecoembes.

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha anunciado en el acto de presentación la evolución del modelo en la Comunitat Valenciana, que permitirá a la ciudadanía obtener descuentos económicos directos de las tasas de tratamiento de residuos domésticos por la devolución de envases ligeros, a través de sus respectivos consorcios de residuos zonales.

En este sentido, se informatizarán con máquinas automáticas varias áreas geográficas adicionales en la Comunitat, con las redes de ecoparques informatizadas que ya hace tiempo que aplican este sistema de descuento económico directo.

Además, continuarán instalándose máquinas en centros comerciales y mercados municipales de las provincias de Castellón y Alicante, así como la ciudad de València, para este verano de 2021.

Se trata, por tanto, de una evolución desde la recompensa colectiva o sorteo del modelo actual SDR-Reciclos, al modelo de devolución directo de la tasa de gestión de residuos gestionado por los respectivos consorcios zonales del que ya se dispone en la Comunitat Valenciana en varias áreas de gestión de residuos.

La consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà, ha señalado: «Tenemos comprobado que en las zonas informatizadas de los ecoparques valencianos que tienen un sistema de incentivo, que prestan servicio al 55% de la población, a más de 2,5 millones de personas, es donde estamos teniendo unos índices de recuperación de residuos muy diferenciados respecto a aquellos que no cuentan con un sistema así. Estamos convencidos de que el sistema de incentivo, el sistema que interpela a la ciudadanía de que la acción individual del reciclaje con una buena compensación hace posible que haya mejores datos».

De este modo, la Comunitat Valenciana evoluciona el modelo al máximo de sus posibilidades autonómicas a nivel jurídico, vistas las recientes sentencias del Tribunal Supremo, a la espera de lo que se decidirá en la nueva normativa estatal, dado que se considera por parte de la Generalitat una evolución necesaria del modelo actual, que ya es un éxito en la gestión de los ecoparques-puntos limpios informatizados de la Comunitat Valenciana.

No obstante, esta evolución del modelo permite una implantación importante esta legislatura, por lo que se considera de interés dar este paso, dado que otros modelos como el SDDR de envases de un solo uso, no van a poder desarrollarse esta legislatura a nivel operacional, aunque se legislara sobre ellos a nivel estatal, por lo que no podrán mejorar la gestión de envases de un sólo uso a corto plazo, a este respecto.

Asimismo, la Conselleria ha dado a conocer los principales datos del sistema de gestión de residuos de envases ligeros y papel-cartón en 2020 cuyos ingresos totales en la Comunitat Valenciana han subido hasta los 51,9 millones de euros; 19,3 millones de incremento en comparación con los del año 2014.

La Conselleria que dirige Mireia Mollà, remitió hace poco una solicitud escrita al Ministerio para la Transición Ecológica para activar cuanto antes las previsiones normativas en materia económica, a nivel estatal, que sean necesarias, de las Directivas del Paquete de Economía Circular de la UE. Esta adecuación permitirá incrementar los ingresos económicos por la gestión de las recogidas separadas de envases ligeros, vidrio y cartón, en favor de las entidades locales.

Mollà, ha explicado que la evolución del modelo en la Comunitat Valenciana responde «a la importante política de inversiones y mejora continua de los gobiernos del Botànic en materia de residuos».

Los datos demuestran, que los planes de acción de inversiones específicas realizados por Ecoembes desde 2016 eran necesarios y han dado buenos resultados en la Comunidad Valenciana. Asimismo, ha destacado la renovación por parte de la Generalitat de las instalaciones de clasificación de envases ligeros, como la nueva planta de clasificación de envases ligeros de Benidorm y las mejoras en las de Picassent o Elche, entre otros, dada la mejora importante de los datos de recogida separada, especialmente a partir de 2018. «Queremos mejorar más, sobre todo en el mix de recogida selectiva», han afirmado varios representantes de la Conselleria a este respecto.»

Además, se han realizado importantes inversiones y van a continuar realizándose, en las plantas de tratamiento de residuos domésticos mezclados de la Comunitat Valenciana, dotándolas de la flexibilidad necesaria, dentro de un modelo moderno y circular de gestión de residuos domésticos.

Los datos de gestión de recuperaciones han evolucionado en todos los materiales en los últimos seis años con un crecimiento total de recuperación de 66.975 toneladas

«Nuestra red de plantas de triaje de los diferentes residuos, que deberán ser flexibles, modernas y siempre en mejora continua, de acuerdo con los modelos circulares en este sentido, son la alternativa al modelo de incineración de residuos domésticos de otras comunidades autónomas, que no queremos para la Comunitat Valenciana», ha afirmado Mollà. «Son nuestra última barrera para aprovechar todos los materiales recuperables. Esta es la verdadera gestión hacia el residuo cero, la de los hechos dentro de la economía circular. Un camino muy largo pero que debe trabajarse día a día y en el que la reducción, reutilización, recogida separada y reciclaje deben ser las protagonistas», ha añadido la consellera

La Conselleria prepara nuevos proyectos a corto plazo, para incrementar la capacidad de recogida separada y clasificación de materiales, como la automatización de la planta de clasificación de envases de Alzira de Vaersa, entre otros.

En esta línea, la Conselleria ha anunciado también la puesta en marcha de nuevos sistemas de clasificación de materiales (ampliación del alcance del aluminio y acero ligeros y nuevos procesos de clasificación de plásticos ligero), la puesta en marcha de nuevas recogidas puerta a puerta, 2.000 nuevos contenedores amarillos y la mejora e incremento de las recogidas separadas de biorresiduos, donde el Consell quiere destinar, en esta primera anualidad 2021, más de 20 millones de euros procedentes de los fondos de reconstrucción para separar en origen la fracción orgánica.

Hay que indicar que pese a que 2020 ha sido un año difícil en relación con la recuperación de materiales procedentes de la fracción resto, la Comunitat Valenciana fue la primera en retomar los procesos de triaje manual, tras constatar la total seguridad del proceso.

La Conselleria confía en mejorar este año los datos, que se verán potenciados por las nuevas redes de educadores ambientales locales, con especial implantación en las provincias de Castellón y Valencia.

Mireia Mollà ha querido lanzar un mensaje de ánimo a la ciudadanía valenciana: «Nos queda mucho trabajo por hacer, pero gracias al trabajo desarrollado en los últimos años, disponemos de un modelo de gestión propio, singular en España, a la valenciana, basado en la mejora continua que suma y sigue a favor de la economía circular y la buena gestión de residuos en la Comunitat Valenciana».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here