La Conselleria de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad está ultimando la estructura metálica de los arcos de la pasarela que construye en Ribasalbes para facilitar la movilidad de los peatones con las máximas condiciones de seguridad.

La directora general de Obras Públicas, Transporte y Movilidad, Roser Obrer, ha podido comprobar en el seguimiento que ha hecho de la obra que los trabajos avanzan a muy buen ritmo según los plazos de ejecución previstos.

Así, las obras de «Mejora de la accesibilidad de la CV-191 a su paso por Ribesalbes», que cuentan con un presupuesto de la Conselleria de más de 1,1 millones de euros, consisten en la construcción de una nueva pasarela colindante e integrada con el puente actual, la rehabilitación del puente y acondicionamiento del cauce y protección de las pilas.

Con esta actuación, la Conselleria «pretende garantizar la movilidad en condiciones de máxima seguridad a los vecinos y vecinas de Ribesalbes por ambas partes del municipio, sin tener que depender de un vehículo motorizado», ha apuntado el conseller Arcadi España.

Así, el titular de Obras Públicas ha añadido que «desde el Consell queremos facilitar la cotidianidad, hacer municipios y ciudades más asequibles para el día a día, a la vez que apoyamos una movilidad más sostenible, segura y amable con el medio ambiente».

El municipio de Ribesalbes se encuentra encajado en uno de los meandros formados por el río Mijares que lo divide en dos zonas separadas por el cauce. La conexión entre márgenes se realiza por la CV-191, en forma de travesía. El único nexo de unión entre ambas zonas y cierre del recorrido circular de la CV-191, es el puente de la carretera por donde transitan tanto peatones como vehículos de distinto, incluso vehículos pesados de las zonas industriales próximas.

El puente, aunque reconstruido en 1967, tiene la funcionalidad de las antiguas obras de paso de principios del siglo XX. Fue diseñado para un tráfico mixto de carretera y peatonal con un ancho total de 5,80 metros. En consecuencia, el uso para el tráfico de la carretera y para los viandantes se realiza en condiciones inadecuadas para la seguridad, además, la actual estructura muestra signos de deterioro por el paso del tiempo.

Las obras que se está ejecutando para paliar estos problemas de accesibilidad en la CV-191 a su paso por Ribesalbes, y más en concreto en el nudo del puente, se enmarcan en el programa de actuaciones para reducir la accidentalidad que está realizando la Conselleria encaminadas a la mejora de la seguridad vial en la Comunitat Valenciana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here