Foto: Pixabay

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha previsto para este 23 de noviembre una bajada de las temperaturas, que vendrá acompañada de más precipitaciones en prácticamente toda la Península Ibérica.

En la provincia de Castellón se ha emitido un aviso amarillo por lluvia, que alerta de la posibilidad de que en las próximas horas se intensifiquen las condiciones climatológicas adversas tanto en el interior como en el litoral norte.

Ante esta situación, el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón ha pedido extremar precauciones, especialmente con los sistemas de calefacción, ya que con el mayor uso de estos aumenta el riesgo de incendios en viviendas.

El mal tiempo afectará también el Cantábrico oriental y las Baleares, donde se esperan precipitaciones localmente fuertes y/o persistentes que podrían venir acompañadas de tormenta. Las precipitaciones tenderán a remitir a partir de la tarde.

La cota de nieve en el interior de Castellón, por otro lado,  bajará a 1.500 metros, con viento variable flojo y cielos predominantemente nubosos o cubiertos con claros por la tarde de sur a norte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here