Los trabajos en el interior del Castillo están muy avanzados y esta semana comienza la instalación de los contrafuertes de la parte exterior

Se ha instalado un acceso alternativo al Castell para que la obra no afecte a la visita del monumento

Las torres muestran los restos de la actividad bélica que explica la historia del Castillo de Morella

Las obras de rehabilitación de las torres de La Pardala, San Francisco y de la muralla aspilleras continúan a buen ritmo. Esta mañana, el alcalde de Morella, Rhamsés Ripollés, y el concejal de Servicios Urbanos, Joan Carles Marcobal, junto con técnicos de la obra, han visitado este espacio para ver la evolución de la rehabilitación. A día de hoy los trabajos están muy avanzados en la parte interior del Castillo y esta semana ha comenzado la instalación de los contrafuertes en la parte exterior de la muralla. Esta obra necesita grandes andamios para trabajar en la parte exterior de los muros.

Cabe recordar que esta es una obra del Ministerio de Cultura y Deporte promovida por el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE) y cuenta con un presupuesto de 1.584.518 euros. En la rehabilitación de estas torres se han realizado diferentes hallazgos arqueológicos, que constatarán que esta es una de las zonas con más historia del Castillo. Así estas muestran la vida cotidiana en esta zona del Castillo, así como los diferentes episodios bélicos que se explican en la historia del monumento.

También hay que explicar que estas torres estaban muy deterioradas por el paso del tiempo y no tenían acceso para su mantenimiento. Así, esta actuación de emergencia ha necesitado grandes andamios para acceder a los diferentes puntos que hay que restaurar y fijar la estructura.

Esta actuación comenzó el pasado mes de diciembre y durante los meses del Estado de Alarma se detuvo. Así, a partir del mes de mayo se ha reanudado y continúan los trabajos para revertir el deterioro de las torres y la muralla. El alcalde de Morella ha destacado que «es una obra muy importante para la conservación de nuestro patrimonio, en este caso una parte del Castillo como principal monumento de la ciudad». El edil ha explicado que «durante la visita hemos visto diferentes restos de las batallas vividas en esta zona del Castillo, así como se han encontrado restos de objetos que muestran la vida cotidiana de quien habitaba este espacio». Finalmente, Rhamsés ha querido «agradecer y felicitar a la empresa que realiza los trabajos de rehabilitación su trabajo e implicación en esta obra de recuperación patrimonial tan importante».

Por otra parte, el alcalde ha comentado que «este tipo de obras son también muy importantes para el empleo en la ciudad, ya que ofrecen diferentes puestos de trabajo». Rhamsés ha explicado que «actualmente hay más de 20 personas trabajando en la rehabilitación y con el ritmo actual se incrementará el número en las próximas semanas».

Estas obras consisten en la rehabilitación estructural de las torres de San Francisco y La Pardala, así como el tramo de muralla con aspilleras. De este modo, los andamios para los trabajos de restauración están instalados y hace meses que se trabaja en las torres. También se habilitó el acceso del material a través del túnel que conecta la Alameda con el interior del Castillo, así como un acceso alternativo para los y las visitantes del Castillo.

Después de realizar una inspección general, los técnicos del IPCE recomendaron la intervención inmediata en la Torre de San Francisco y sus edificios anexos, la muralla con aspilleras anexa, la Torre de La Pardala y parte del lienzo de muralla. La actuación de emergencia garantizará la seguridad estructural de las fábricas dañadas, restituyendo su estado previo. Además, se llevará a cabo un seguimiento arqueológico de toda la intervención.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here