Los ayuntamientos de Vinaròs y Benicarló han informado este martes que han ofrecido su ayuda y colaboración en la acogida de los migrantes procedentes del barco Aquarius, que llegará al Puerto de Valencia esta semana con 629 personas a bordo.

Desde Vinaròs, el alcalde Enric Pla ha indicado que el municipio se ha sumado a la ola de solidaridad y que se está a disposición de la Generalitat Valenciana y de las entidades como Cruz Roja, que coordinarán la llegada y acogida de los refugiados.

Después de que Italia no permitiera que el Aquarius desembarcara en ninguno de sus puertos, el Gobierno de España dio su autorización para que pudiera hacerlo en el Puerto de Valencia. “Creemos que la reacción del Gobierno de Italia ante el drama humanitario es indigno e incompatible con los principios del Estado de Derecho”, ha dicho Pla.

El alcalde ha terminado pidiendo a todos hacer un esfuerzo para cooperar. “En 2015 Vinaròs ya se declaró ciudad refugio y hoy reiteramos nuestra predisposición para poner todo de nuestra parte para ayudar a estas personas”, ha expresado.

Benicarló activa el protocolo de acogida

Por su parte, el Ayuntamiento de Benicarló ha activado el protocolo de acogida a personas migrantes y refugiadas y se ha puesto también a disposición de las autoridades autonómicas y estatales para colaborar en la atención de los tripulantes del Aquarius.

Desde septiembre de 2015 Benicarló forma parte de la Red de Ciudades Acogedoras y a través de la Oficina de Atención a las Personas Migrantes se encuentra en contacto con la Generalitat y con entidades especializadas.

El ofrecimiento de la localidad va enfocado tanto a recursos públicos como particulares. “Es inadmisible la falta de humanidad mostrada por gobiernos de la Unión Europea, negando un asilo que es un derecho fundamental”, opina la concejala de Bienestar Social Marta Escudero.

Escudero ha indicado que las personas que quieran ayudar pueden dirigirse al Centro Social Municipal La Farola, donde se centralizará toda la información. Pueden ofrecer tanto ayuda económica como otros recursos de alojamiento o dotaciones básicas; también acompañamiento, asistencia jurídica, psicológica o lingüística.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here