Foto: Ajuntament de VInaròs

Al igual que anunció ayer el Ayuntamiento de Benicarló, el consistorio vinarocense también ha enviado una carta al encargado de la Demarcación de Carreteras del Estado en la Comunidad Valenciana, Ismael Ferrer, para pedir que los accidentes geográficos por los que pasa la recién inaugurada variante de la N-340 entre Benicarló y Vinaròs sean señalizados correctamente.

En la misiva, Enric Pla, alcalde de esta última localidad, explica que en algunos casos se ha detectado que no se respetan los topónimos oficiales en valenciano, que aparecen referidos en el Instituto Cartográfico Valenciano o en el Corpus Toponímico de la Academia Valenciana de la Lengua. Como ejemplo, pone el barranco de Aiguadoliva, que aparece indicado con el nombre de “Aigua”. 

Esta petición se ha enviado a través de la Agencia de Promoción del Valenciano de Vinaròs (Aviva), y en ella se indica igualmente que “los topónimos hacen referencia geográfica al territorio y también son un vehículo de información sobre nuestra lengua y cultura que debe tratarse con respeto”. Marc Albella, concejal de Cultura de Vinaròs, se ha pronunciado sobre esta cuestión pidiendo que se rotule de forma correcta.

Otra de las peticiones que se realiza a la Demarcación, es que la señalización de la salida de la ciudad tenga un panel que identifique a Vinaròs como un municipio de interés turístico, tal y como tienen Peñíscola, Torreblanca y Oropesa. Esta misma semana, el jefe edil se desplazará a esta dependencia para tratar cuestiones relacionadas con elnuevo tramo, según ha informado el ayuntamiento a través de un comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here