Foto referencial de contenedores de aceite del Ayuntamiento de Calasparra.

A mediados de este mes de diciembre, se espera presentar en Vinaròs un proyecto innovador en el municipio para el reciclaje de aceite doméstico que utilizamos para cocinar.

Para ello, el concejal de Medio Ambiente, Jordi Moliner, explicó a DeVina que se instalarán en una primera fase, cinco contenedores especiales para este fin.

Estos estarán distribuidos de la siguiente manera: uno en las cercanías de cada colegio público y el otro restante en el Mercado Municipal.

Estos estarán homologados y se integrarán a las diferentes islas de reciclaje ya existentes. Adicionalmente se entregarán unos 5.000 embudos que se adaptan a las botellas para facilitar el proceso de vertido.

De este modo, cuando el recipiente esté lleno, los vecinos podrán depositarlo en el contenedor especial. Estos embudos se distribuirán de forma gratuita desde la Oficina de Turismo local.

Inicialmente, la idea es hacerlo también entre los escolares de un mismo curso, indica Moliner, quienes además recibirían cada año una clase de concienciación sobre lo contaminante que resulta lanzar el aceite por el desagüe.

Foto referencial de los embudos del Ayuntamiento de Totana.
Foto referencial de los embudos del Ayuntamiento de Totana.

Adjudicación y costes

Cada contenedor le costará al Ayuntamiento unos 450 euros más IVA, por lo que en total se hará esta primera fase una inversión cercana a los 3.000 euros.

“No es una gran cantidad, y en cambio podemos lograr un cambio importante en la población”, agrega Moliner, quien indica que en estos momentos se encuentra en el proceso de licitar la adjudicación de la recogida del aceite.

De este modo, una empresa se encargará semanalmente de retirarlo de cada contenedor y, posteriormente, lo procesaría para eliminar sus impurezas. Luego este se puede revender a terceros, para hacer jabones o, incluso, biodiésel.

Si el proyecto funciona, a lo largo del próximo año la intención es destinar una nueva partida presupuestaria a este proyecto, para introducir nuevos contenedores en aquellas calles y avenidas más transitadas.

Este tipo de contenedores, generalmente de color naranja, ya se utilizan habitualmente en otras ciudades de la comunidad, como Valencia o Alicante, así como en muchas otras zonas de España.

Compartir
Periodista trotamundos. Dejé Vinaròs para formarme en Tarragona, trabajé en Londres, me curtí como periodista en Centroamérica y ahora vine de regreso a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here