Foto: Flickr/ Monica Kaneko

Con un total de 94 restaurantes, Vinaròs es el tercer municipio de la provincia de Castellón en número de establecimientos que sirven diferentes tipos de comida, según los datos facilitados por la Agencia Valenciana de Turismo de la Comunidad.

En primer lugar se encuentra la ciudad de Castellón, con 385, y seguidamente Peñíscola, con 133. Benicarló, por su parte, tiene 91 registrados, mientras que otros municipios turísticos como Oropesa y Benicàssim no sobrepasan los 87. En Morella hay contabilizados únicamente 22.

Además, la media de bares en territorio castellonense es de uno por cada 300 habitantes. Aunque el sector de la hostelería es uno de los que presenta mayor número de aperturas, lo cierto es que desde enero hasta agosto se han perdido un centenar de locales, pasando de 1.890 a 1.778.

La mayoría de ellos, cerraron al no poder hacer frente a los gastos de gestión, en un momento en el que todavía se sienten los efectos de la crisis. Y los que tratan de sobrevivir, han optado por especializarse en productos y servicios muy concretos para desmarcarse de la competencia.

Pese a ello, Manuel Martín, director de la Escuela de Hostelería, explica que en la provincia, poco a poco, se está afianzando en el turismo gastronómico, con presencia en diferentes congresos y rutas gastronómicas nacionales e internacionales.

Explica que no es una oferta para la élite, sino que se trata más bien de una cocina tradicional consolidada que está modernizándose y que, está convencido, será estratégica para atraer a más viajeros a la zona.

FuenteEl Mediterráneo
Compartir
Apasionado del cine, la tecnología y el deporte, desde hace años vengo trabajando en diferentes proyectos de posicionamiento y la monetización web. Creo que el futuro del éxito en el emprendimiento está en Internet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here