La Concejalía de Ordenación del Territorio y Urbanismo del Ayuntamiento de Vinaròs ha informado de las acciones que se han tomado para evitar nuevos actos vandálicos en el edificio del Vinalab, los cuales se han venido produciendo prácticamente desde su inauguración.

De este modo, se han instalado enrejados que han quedado integrados con la estética del edificio y que han tenido un coste de 6.970 euros; con ello se busca evitar el acceso desde de las terrazas exteriores y limitar el paso a antiguos espacios semiabiertos.

Con esta medida se pretende poner fin a las continuas molestias y perjuicios que sufría el edificio, debido a la presencia de personas por las noches, sobretodo los fines de semana, que ocupaban y realizaban un uso indebido del lugar llenando de escombros la zona y dañando el entorno.

El último acto vandálico se produjo hace apenas 15 días, cuando desconocidos arrancaron varias baldosas de la rampa de acceso a personas con movilidad reducida y se causaron otros desperfectos en la barandilla lateral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here