Foto: Guardia Civil

Durante los servicios especiales de vigilancia contra el cultivo de cannabis sátiva, que se realizan especialmente en esta época del año, la Guardia Civil ha detenido a un vecino de Vinaròs, cuando se encontraba en una finca custodiando y regando una plantación de marihuana.

Se trata de un campo agrícola de naranjos, ubicado en el término municipal de Santa Magdalena de Pulpis, donde fueron halladas 941 plantas en dos grupos: una parte estaba en fase de crecimiento y otra en proceso de floración.

Al ser sorprendido por agentes de Castellón, el hombre, de 43 años de edad y nacionalidad marroquí, trató de escapar, pero fue aprehendido poco después como supuesto autor de un delito contra la salud pública. El caso ya está en manos del Juzgado de Instrucción número 3 de Vinaròs.

Hace apenas unos días, otros dos vecinos de la localidad fueron capturados en circunstancias similares, en un terreno de Sant Jordi. En dicha ocasión, se encontraron 750 plantas, de una altura media de 1,80 metros y mil kilos de peso.

Compartir
Periodista trotamundos. Dejé Vinaròs para formarme en Tarragona, trabajé en Londres, me curtí como periodista en Centroamérica y ahora vine de regreso a casa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here