Foto: Ajuntament de Vinaròs

Como parte del proyecto que busca transformar el tramo de la N-340 de Vinaròs, Benicarló y Peñíscola en una vía comarcal interurbana, se ha anunciado que se construirá una rotonda, a la altura del PAI de las Salinas.

Esta facilitaría el acceso al centro comercial Portal del Mediterráneo y podría hacerse realidad una vez concluyan los trabajos de la nueva carretara y se ponga a funcionar la variante. De ser así, se trataría de la obra de infraestructura más importante dentro de este plan de adecuación.

Recientemente, el Diputado de carreteras Juan Bautista Juan, junto a los alcaldes de los municipios implicados, se han reunido para afinar detalles del anteproyecto. Además, los tres funcionarios están de acuerdo en efectuar otras mejoras, como un carril bici, aparcamientos e instalación de farolas.

“ha sido una primera toma de contacto, para ver qué postura manteníamos en cada caso y se ha comprobado que hay que estar unidos”, Enric pla, alcalde de vinaròs

Además, asegura que el hecho de que la vía pase a ser urbana supone una serie de ventajas, pero también inconvenientes. Por un lado, habrá una mayor comodidad en los accesos y se eliminarían los vehículos pesados, pero por otro, esto puede hacer que se incremente de velocidad. Para evitarlo, la idea es incorporar elementos que induzcan a reducirla.

Esta variante, cuyas obras iniciaron en 2009, tenían que haberse finalizado en 2013, pero por los reajustes presupuestarios se fijaron dos años de retraso más, hasta mediados de 2015. Sin embargo, de nuevo los plazos se han alargado, pues todavía quedan trabajos pendientes.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here