Foto: Ajuntament de Vinaròs

Solo 26 días después de que fuera inaugurado, el columpio adaptado instalado en la Plaza de España de Vinaròs ha tenido que ser desmontado por la Concejalía de Obras y Servicios y llevado a reparar.

Desde el Ayuntamiento local, informan que el mal uso de la instalación por niños que no han tenido en cuenta que va destinado a menores en sillas de ruedas, ha provocado el desprendimiento de piezas. Esto debido a que la plataforma se ha forzado por el excesivo balanceo.

En las últimas semanas, el consistorio ha realizado en varias ocasiones llamadas de atención, a través de las redes sociales y medios de comunicación, para concienciar a los padres para que respeten su función y vigilen a sus hijos para evitar daños.

Después de que esto no diera resultado, se ha anunciado que se intensificará la presencia de la Policía Local en la zona y se planteará la posibilidad de instalar cámaras de vigilancia, como medidas de control y para evitar que esta situación se repita de nuevo.

“Si no hacemos un buen uso, salen perdiendo los niños con movilidad reducida que únicamente tienen este parque para poder disfrutar”, concejal de Obras y Servicios, Guillem Alsina.

La plataforma dañada volverá a instalarse junto a nuevos paneles indicativos. Y es que este parque es el único adaptado en Vinaròs y se ubicó en dicha plaza por la cercanía con el CEIP Manuel Foguet, escuela que es referencia para los niños con movilidad reducida en la localidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here