Foto: Google

En una nota de prensa, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI.F) denuncia la existencia en el Ayuntamiento de Vinaròs de supuestas “listas negras” contra personal municipal que estaría siendo despedido “por no ser afín al nuevo gobierno”.

Concretamente las quejas proceden del cuerpo de la Policía Local, pues algunos agentes afirman que se están imponiendo puestos “con nombre y apellidos” y que esta práctica se está dando también en otras localidades de la provincia, según el comunicado.

Los policías inconformes critican que se haya terminado con la unidad de barrio y la de Actos, “creando nuevas patrullas, modificando horarios de personal y reorganizando servicios completos sin contar con las secciones sindicales tal y como marca el reglamento del cuerpo”.

El texto agrega que no ha habido negociación para la toma de estas decisiones, tal y como establece la normativa del Colectivo de Personal de Ayuntamiento de Vinaròs. Y como ejemplo, exponen el caso de la nueva unidad rural medioambiental.

Sobre esta indican que su creación fue una decisión unilateral y aseguran que otro agente había solicitado con anterioridad el puesto, pero que no se le tuvo en cuenta y se asignó a otra persona “a dedo”. El consistorio aún no se ha pronunciado públicamente acerca de estos señalamientos.

Comentarios

comments

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here