Foto: Ferran Pla/ El Mundo

Se llamaba Ana María, tenía 45 años y era madre de tres hijos: Sami, Noel y Kaina. Después de declararse un incendio en su edificio este domingo por la tarde, fue encontrada muerta en una habitación de un segundo piso del número 44 de la calle Centelles de Vinaròs. Su pareja sentimental fue arrestada como sospechoso de malos tratos.

Según las investigaciones, la víctima podría haber fallecido días antes y no por efecto de las llamas, como se había pensado inicialmente. Conocidos suyos confirmaron que desde el jueves, no la habían visto y que los gritos y las peleas con el ahora detenido eran frecuentes.

“La pareja tenía problemas, pues era habitual escuchar fuertes ruidos que procedían de su casa”, comentó uno de los vecinos que tuvo que ser desalojado de los pisos afectados por el incidente y que prefirió mantenerse en el anonimato.

Otras personas que estuvieron presentes ese día aseguraron que el hombre se veía muy nervioso, que estaba abajo en la calle y no avisó a los bomberos de que su pareja estaba en la casa. “Hablaba por el teléfono móvil con alguien todo el tiempo y no paraba de moverse de un lado a otro”, explicaron fuentes cercanas.

La Guardia Civil ha confirmado que el capturado, de nacionalidad española y vecino de esta localidad, tiene 43 años y numerosos antecedentes, aunque ninguno de ellos por violencia de género; tampoco tenía ninguna medida cautelar de alejamiento.

El lunes, la calle continuaba cerrada al tráfico y solo se permitió el acceso a residentes, mientras que los afectados se dedicaron a limpiar sus viviendas, pues el olor a humo quedó impregnado en todo el bloque.

Los resultados de la autopsia podrían revelar datos clave para esclarecer este caso, del que se han hecho eco numerosos medios a nivel nacional. Por otro lado, el arrestado está a la espera de pasar a disposición del juez, si bien el juzgado nº 5 de Vinaròs ya ha decretado secreto de sumario y se hará cargo de todo el proceso.

Las reacciones que ha provocado este suceso

Tras conocerse la noticia, y ante la hipótesis de que pudiera tratarse de un caso de violencia machista, son varios los políticos y las organizaciones defensoras de los derechos de la mujer que se han pronunciado al respecto.

Así, Carmen Montón, secretaria de Igualdad del PSOE, ha lamentado lo ocurrido y ha dado el pésame a la familia a través de un comunidado. Además, ha instado al Gobierno a impulsar una campaña de sensibilización contra los malos tratos.

Agrega que durante los meses de verano se produce un aumento en el número de víctimas por violencia machista, como ocurrió en 2014. En Alicante, la Plataforma Feminista ha convocado para hoy una concentración en repulsa por este presunto homicidio, la cual se llevará a cabo en la Plaza Muntanyeta.

No obstante, la concejala Mamen Ruiz, ha indicado que aún no se ha confirmado oficialmente que sea un homicidio por violencia de género, pues se está a la espera de que concluya la investigación para tomar alguna iniciativa de repulsa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here