Foto: Pixabay

Un hombre de 55 años y nacionalidad pakistaní ha sido detenido en Vinaròs, como supuesto autor de un delito contra los derechos de los trabajadores.

La actuación inició a raíz de una denuncia presentada en Benicarló, en la que se indicaba que había más de 20 personas que vivían hacinadas y en condiciones deplorables.

Estas personas indicaron que trabajaban para una empresa de recogida de frutas en Vinaròs, donde les obligaban a pagar 100 euros por la vivienda y otros 6 por los traslados.

Si se negaban a vivir o trasladarse siguiendo las indicaciones del dueño, eran despedidos. Ante este situación, los agentes se trasladaron a dicho domicilio, comprobando que tales declaraciones eran ciertas.

Además, al detenido le constan dos identidades con la misma fotografía y distinto nombre. Las diligencias instruidas del caso ya han sido entregadas al Juzgado de Instrucción de Guardia de Vinaròs.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here